Pardela Chica

Pardela Chica (Puffinus assimilis)

Nombre científico

Puffinus assimilis

Estatus

 Status UICN: EN

Hábitat - Ver mapa

Ave marina que habita en acantilados inaccesibles, disponiendo de grietas y tierra excavada solamente para anidar.

Población

Se estiman 2.700 y 3.900 parejas en Europa y 400 parejas en la poblacion Canaria (2004).

Longitud

25-30 cm, con una envergadura alar de 58-67 cm (Adulto)

Longitud total

Entre 25 a 30 centímetros (Adulto)

Peso

170 - 275 gr (Adulto)

Características

La pardela chica, como su nombre lo expresa, es un ave de dimensiones pequeñas cuya extensión alar no sobrepasa los 30 centímetros. Es una especie marina que tiende a localizarse en las Canarias, Tenerife, las Islas Palmas y otras zonas como El Hierro y La Gomera en España. De este pájaro se tiene muy poco conocimiento lo cual genera incertidumbre acerca de su realidad actual, esto conlleva a considerar muy amenazada la conservación de la especie.

Esta ave solo pisa suelo firme cuando va a reproducirse y para llevar a cabo este proceso se instala en acantilados inaccesibles, disponiendo de grietas y tierra excavada para formar el nido. La puesta es de un solo huevo, usualmente en el mes de marzo y con un lapso de tiempo de 45 días para ser incubado. Sus crías tienden a levantar vuelo entre los meses de mayo y julio.

La especie posee alas muy cortas, siendo de color oscuro en la parte superior que va aclarando al final de sus plumas. En su parte inferior su plumaje es de color blanco, y presenta un borde color blanco alrededor de sus ojos. Su pico y cuello son cortos. Se alimenta principalmente de peces, crustáceos y cefalópodos que obtiene debajo de la superficie o mediante el buceo.

 

Taxonomía

Reino

Animalia

Filo

Chordata

Subfilo

Vertebrata

Clase

Aves

Orden

Procellariiformes

Familia

Procellariidae

Género

Puffinus

Especie

P. assimilis

Amenazas

Depredadores

Ya sean de la naturaleza o especies introducidas, existen animales que provocan significativos daños a las poblaciones de pardela chica. Se han registrado en diferentes lugares disminuciones por parte de ratas, gatos y aves nocturnas, devorando tanto huevos como a las aves jóvenes y adultas.

Contaminación

La mortalidad juvenil se ve vinculada a enclaves costeros instalados en lugares turísticos acrecentando el número de colisiones y atropellos por desorientación. Otro importante daño a ésta especie es el provocado por los hidrocarburos y desperdicios que hay en el agua, ya que son motivo de mortalidad al ser ingeridos o al adherirse al plumaje.

Acciones humanas

La práctica pesquera perjudica en alto grado a la pardela chica por dos razones. La primera es que dicha actividad está ligada a sus zonas de crianza. La segunda es que las pardelas quedan enredadas en los aparejos de los pescadores.

Conservación

Se han llevado a cabo proyectos para la preservación de la especie, relacionados con el control de ratas y gatos, sobre todo donde están asentadas las colonias ubicadas en Tenerife y la Palma, promovido por las Viceconsejeria del Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

Por otro lado, existen las siguientes medidas de conservación propuestas:

  • Creación de un Plan de conservación del hábitat.
  • Eliminación de ratas y gatos en los lugares donde se establece la especie.
  • Cuantificación detallada de la población existente.
  • Determinación del impacto pesquero sobre  la especie.
  • Sustitución del alumbrado tradicional.

Mapa

Mapa de ubicación del Pardela chica

verde Zona de hábitat